ROLLITOS ORIENTALES FACILES.

Me encanta de cuando en cuando sorprender a mi convivientes, como se dice ahora, y a ellos les encanta que les prepare sorpresas culinarias. Esta sorpresa tiene poco mérito solo hay que tener alguna sobra y unas obleas de arroz para hacer rollitos orientales que ya se encuentran en cualquier establecimiento, super o hipermercado.

En esta ocasión los rellene de unas sobras de pollo que tenía de una preparación anterior, pollo fresco, zanahoria, un trozo de repollo fresco, cebolla, ajo y especias orientales, luego os las detallaré, pero lo podéis rellenar con gambas, ternera, solo vegetales con brotes, dejad trabajar a vuestra imaginación y os sorprenderá.

Rollitos orientales fáciles

Ingredientes

  • Unas sobras de pollo o bien asado o bien fresco.
  • Zanahoria, cebolla, repollo, ajo y puerro. Estos vegetales son un ejemplo, caben, brotes de soja, judías verdes, col china, etc. Imaginación.
  • Salsa de soja.
  • Picante el que queráis al gusto. Yo usé chipotle en polvo. Podéis hacerlo con shiracha, shichimi o Harissa, incluso con una cayena o guindilla
  • Aceite, pimienta negra, jengibre en polvo y pimentón de la Vera.
  • Gotas de limón y sésamo.
  • Unas obleas de arroz, que son las tortas redonditas que sirven para enrollar los ingredientes.
  • Unas hojas de cogollos de lechuga enteras, toque crunch.

Elaboración.

No puede ser más sencillo este plato, solo tenéis que cortar bien finos todos los ingredientes incluido el pollo. La zanahoria os aconsejo que la ralléis con un rallador grueso; el ajo, cebolla y repollo (se puede sustituir por col china) se cortará muy fino.

Rehogaremos en poco aceite primero los vegetales y luego el pollo muy bien picado, salpimentaremos y una vez que añadamos el pollo debemos subir el fuego para que se dore rápido añadiendo el resto de las especias y un chorizo de soja, le dará buen toque una cucharada de mirin (vino de arroz) o vino blanco en su defecto. Dejaremos que los líquidos se reduzcan y reservaremos, debe quedarse este relleno seco y tibio.

Las obleas las tendremos que hidratar en agua caliente para que se reblandezcan, seguir las instrucciones del envase. Y luego las dispondréis sobre un paño limpio o papel de cocina para que sequen. Dispondremos una cucharada en un lateral del rollo centrado y luego cerraremos ambos laterales para luego cerrar del todo dando una vuelta completa al rollito con cuidado y colocaremos cada rollo encima de una hoja limpia de cogollo de lechuga.

Prepararemos en un bol una mezcla de soja, gotas de limón aceite y una pizca de sésamo y regaremos con unas gotitas cada rollito y listo para comer.

El plato queda muy pintón y le podéis poner cualquier relleno, solo vegetales, carne de ternera, pescado desmenuzado de alguna sobra o gambas u otro marisco, pero siempre acompañado de verduras u hortalizas rehogadas pero con un punto crujiente.

Como siempre os digo, me tenéis siempre en el blog y también en IG @foodiemadurito

Foodie & Madurito

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s