ADAS POLO

Retrocedo en el tiempo hasta el año 2.005 aproximadamente, me vino a la cabeza el otro día un lugar de menú incómodo, ruidoso que regentaba un matrimonio de iraníes, ellos se llamaban persas, quizá, por eso del posible rechazo que pudiera causar su procedencia de un país de los denominados “hostiles al occidente”. Ella muy mediterránea, bastante activa, salerosa, buen cocinera; él muy discreto, servicial, amable y buen conversador. Ambos con una vida mucho más apasionante de lo que expresaban aparentaban. Por indicios y sugerentes conversaciones pude saber, que habían huido de su país, hacia Reino Unido a raíz de la desaparición del régimen del Sha de Persia, no puedo calificar este periodo en aquel país por desconocimiento total, pero desde luego bajo aquel régimen trasladaban al exterior una imagen mucho mas acorde con los tiempos y con el occidente de lo que ahora vemos y nos informan los periodistas desde allá.

Parece que la pareja no pudieron soportar el tiempo y el carácter British y por este motivo llegaron a España, donde cambió totalmente su percepción y donde consiguieron enraizarse.

Ella, la cocinera, normalmente hacía platos totalmente españoles y quizá influenciada por la cocina de su país de origen utilizaba gran cantidad de especias, hacía una comida española muy bien condimentada.

De manera extraordinaria, hacía alguna receta persa y recuerdo esta en particular que siendo muy sencilla a mi me encantaba y por esto y sirviendo de pequeño homenaje a la inmigración y a las buenas gentes que acogemos, pese a lo que piensen muchos, os paso a explicar. Se trata además de un plato nutritivo y muy sabroso y sano.

Adas Polo

Ingredientes

  • Arroz, una taza.
  • Otra taza de lentejas.
  • Carne picada de cordero preferentemente, pero yo use una mezca de ternera y cerdo.
  • Una cebolla.
  • Dos dientes de ajo.
  • Canela, cúrcuma y alguna mezcla de especias, podéis usar curry, raz el hanut o garam masala. Una cucharadita de cada.
  • Una hebras de azafrán.
  • Pasas sultanas y datiles, un puñado sin pepitas y los dátiles troceados.

Elaboración

Lo primero es tener cocidas las lentejas y arroz ambos al dente. Será preferible usar arroz basmati pero yo utilice bomba y sale rico también.

Empezamos rehogando la cebolla y el ajo, añadiendo ya las especias para que se calienten y suelten sus aromas. Una vez que está todo bien rehogado añadiremos la carne picada, insisto la más apropiada es la de cordero pero se puede hacer con cualquier carne magra. Cuando esté brevemente salteada habrá que añadir agua hasta cubrir y dejaremos reducir el caldo a fuego lento. Una vez que esté cocinado se le añadirán los dátiles picados y las pasas sultanas y justo antes de servir se mezclará con el arroz y las lentejas que ya teníamos cocidas, agregando un poco mas de agua y un buen choro de aceite de oliva o mantequilla para terminar el plato.

Como el huevo frito mejora cualquier preparación yo lo acompaño de un huevo al lado para mezclarlo o tomarlo de acompañamiento.

Este plato además de sano es muy nutritivo y bien puede ser un plato único que saciará y aportará todo tipo de proteínas y ciertamente muy sabroso para nuestros paladares exigentes.

3F709C03-C286-46FC-978C-1218902E76EC

Plato terminado que debeis probar, barato, sano y rico, muy rico. Como siempre me teneis en el blog y también en IG @foodiemadurito.

Foodie & Madurito

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s