CABALLAS EN ESCABECHE LIGERO.

Me encanta esta preparación como método de conservación, tanto para carnes de caza como para pescados azules. Creo que no os he cocinado nunca nada en escabeche, pues la ocasión la pintan calva y que mejor que escabechar unas buenas caballas que ya están en temporada para disfrutar al máximo de este pescado y de esta preparación, además no puede ser más fácil y bien envasado puede durar tranquilamente de 7 a 10 días en la nevera.

Una vez preparado se puede tomar tal cual o bien acompañarlo por ejemplo con ensalada verde o ser el adorno de una buena ensaladilla rusa.

Caballas en escabeche ligero

Ingredientes

  • Cuatro caballas en tajadas.
  • Cinco dientes de ajo.
  • Una cebolla grande.
  • Tres zanahorias.
  • Dos hojas de laurel, dos clavos de olor y una cucharadita de pimienta negra en grano.
  • Medio vaso de vinagre de manzana o de vino blanco.
  • Medio vaso de vino blanco.
  • Medio vaso de aceite de Oliva virgen.
  • Medio vaso de Caldo de pescado.

Elaboración.

En una cazuela grande ponemos el aceite y en el mismo a fuego medio bajo la cebolla partida en juliana, los ajos pelados enteros y las zanahorias, yo las saqué lonchas finas con un pelador, quedan muy bien para esta preparación ya que cogen todo el sabor del escabeche. Añadimos también en este momento las especias y el laurel. Dejamos rehogar unos minutos hasta que veamos que los ajos se doren ligeramente y la verdura se caiga. La cebolla y la zanahoria se deben casi confitar, no freír.

Una vez tenemos todo ya guisado añadimos el vinagre y el vino, dejamos que el vino pierda el alcohol, sobre dos minutos hirviendo y a continuación añadiremos el caldo de pescado y salpimentaremos. Es importante que en este momento hierva el caldo y probemos para ver si está al gusto. Este escabeche es muy suave ya que como veis tiene una baja proporción de vinagre frente a resto de líquidos será menos ácido de lo normal, se puede hacer más fuerte añadiendo mayor cantidad de vinagre, pero este es un escabeche ligero y suave que os encantará.

Será el momento de añadir a fuego muy bajo la caballa en trozos gruesos, yo cada pieza la corte en tres tajadas. Taparemos y retiraremos el fuego inmediatamente para que las caballas se cocinen por el efecto del ácido del guiso y del calor residual.

Esta preparación gana con el reposo, al menos de un día y se puede consumir en frío, cuyo sabor se intensifica o tibio, no recomiendo que se tome caliente.

En mi caso limpiando las caballas de espinas, lo serví con una ensalada y aliñándola con el propio escabeche emulsionado con varilla y dejando caer alguna tira de zanahoria y cebolla escabechada. El resultado es una ensalada espectacular.

B8A04E9D-2A28-4886-A382-C25DB27DEA48
Ensalada de Caballa y verde.

Aquí tenéis una ensalada super apetecible y que bien puede constituir un plato de cena sano, saludable y muy exquisito con ingredientes humildes.

Probad a hacerlo, no os arrepentiréis.

Ahora me tenéis también en IG @foodiemadurito.

Vuestro,

Foodie & Madurito

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s