BLANQUETA DE PAVO

Otra cosa no, pero la cocina no para en estos días de confinamiento obligado, y tenemos que tirar de imaginación para variar un poco el menú, aunque yo esta obligación me la impongo aunque no estemos en estado de excepción.

Hoy cojo una receta tradicional y calórica de la gastronomía francesa para reconvertirla en algo más dietético sustituyendo la carne de ternera por carne de pavo, una carne sin grasa ninguna y blanca y la nata entera por leche evaporada, mucho menos grasa, pero vamos el resto de la receta es similar.

Esta receta surge parece ser en la Francia del siglo XVIII, en este momento al menos es donde se encuentra constancia escrita de este plato, no es nada complicado solo que tiene muchas preparaciones relacionadas y como digo se usa nata entera dejando un resultado más untuoso que el que le da la leche evaporada, esta versión light si bien mantiene el sabor, peca de tener una textura más licuada……. pero os seguro que no dejaron ninguna sobra en la fuente que veréis terminada.

Nos ponemos manos a la obra que hay mucho que hacer.

Blanqueta de pavo.

Ingredientes.

  • Dos trozos de pechuga de pavo hermosos, aproximadamente de un kilo.
  • Unas dos zanahorias en rodajas.
  • Laurel y tomillo.
  • 50 gr de harina.
  • Media cebolla con tres o cuatro clavos de olor clavados.
  • Nata liquida entera o leche evaporada, medio litro.
  • Dos yemas de huevo, mantequilla y zumo de limón.
  • Champiñones.

Guarniciones.

  • cebollitas francesas caramelizadas. 50 gramos de azúcar y chorrito de vinagre.
  • Arroz blanco con pimienta recién molida.
4405A638-E304-419B-95CA-4D5B194142F5_1_201_a
Ingredientes, muchos pero básicos.

 

Elaboración.

Ponemos al fuego lo primero una olla con mantequilla y aceite, lo justo para marcar levemente y a fuego bajo los trozos de carne de pavo que hemos cortado gruesos, los salpimentamos y dejamos que se vayan rehogando.

Una vez que la carne a cambiado de color y se vea que empieza a cocinarse, echamos la harina y lo rehogamos durante dos minutos para que la harina no sepa a crudo. En este momento agregaremos agua para cubrir la carne y la cebolla con los clavos, zanahoria y las hierbas, laurel y tomillo en este caso. Podríais meter un bouquet garni, con ramas de hierbas frescas sin problema. En este momento habrá que dejar cocer durante unos 45 minutos o una hora, si fuese carne de ternera algo más de tiempo. Abajo el paso paso de la primera parte de la receta

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Mientras estaremos caramelizando las cebollitas francesas peladas en un cazo con azúcar y un chorrito de vinagre. En media hora las tendréis listas a fuego medio. Pincharlas antes de apagar el fuego.

AB41FFF4-0C03-4EED-8BAE-A3150BAE6555_1_201_a
Cebollitas caramelizando

Cuando el guiso haya cocido esos 45 minutos retiraremos la carne y la verdura de manera completa y dejaremos reducir el caldo hasta un tercio de su volumen. Mientras tato coceremos el arroz sin que se pase por favor. Yo hecho el arroz en un cazo y pongo un dedo mas de agua que de arroz, llevo a ebullición y tapo, cuando las burbujas llegan a la tapa bajo el fuego al mínimo y el arroz cogerá y secará el líquido. Así conseguimos que el arroz no se pase. A mi me funciona.

Mientras en un recipiente aparte mezclaremos las yemas de los dos huevos con la nata o leche evaporada y el jugo de limón y mientras vamos preparando los champis en cuartos en una sartén fuerte con algo de mantequilla, tenemos que marcarlos y que no se cuezan.

Cuando el caldo haya reducido y en caliente pero sin que hierva iremos incorporando la mezcla de los huevos, la nata y el limón sin dejar de remover, no tiene que hervir por que se cuajarán el huevo y es justo lo que no queremos, igual que cuando hacemos crema pastelera.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Devolvemos la carne y zanahorias al recipiente de la crema y añadiremos los champiñones ya salteados, dejaremos calentando a fuego lento para que se integren todos los sabores. Arriba el segundo paso a paso.

Una vez que tenemos todo, servimos el guiso en una fuente junto con las guarniciones de cebollitas y arroz blanco con un toque de pimienta negra recién molida y un toque de AOVE o mantequilla. Listo para servir y comer.

33A5EBFB-DA8E-4C32-8B71-CC47CD94B131
Servido y listo

Es un poco laborioso pero tenéis un plato único perfecto y santísimo para estos días de encierro.

Probadlo por favor, seguiremos guisando que ahora hay poco más que hacer!!!!!

Me tenéis también en IG @foodiemadurito.

Foodie & Madurito

 


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s