CROACIA AL COMPLETO (1)

Este post corresponde a nuestro viaje realizado por estas fechas el año 2.018, espero no tardar tanto en publicar el viaje de este año Eslovenía.

Nos decidimos a hacer este viaje con nuestros hijos aconsejados por mi hermana que se dedica a esto de los viajes. ¿ Que buscabamos ? Puro Mediterráneo, arte, playas, algo de historia y porqué no gastronomía, como siempre, y ya han pasado casi nueve meses de este viaje, prácticamente preparando el siguiente.

La gastronomía Croata varía bastante en función de la zona dónde te encuentres, al igual que la arquitectura y la cultura. El norte interior de Croacia se asimila a la cultura centroeuropea con importante influencia de los países interiores limítrofes y del imperio Autrohúngaro. Se aprecia muy bien en Zagreb, Capital y ciudad claramente orientada al norte en todos los sentidos. Recuerdan su calles a las de las capitales como Praga o Ciudades del Sur de Alemania. El interior poblado por grandes bosques y parques naturales, el más famoso Plivitce, muy aconsejable si no fuese por las masas ingentes de personas que hacen una romería alrededor de las cascadas increíbles. Me las imagino muy bien con menos gente y seguramente nevadas en invierno, seguro que espectaculares. Por ultimo la costa Mediterránea con clara ambientación y aires griegos, romanos, incluso otomanos en algún caso, no en vano por aquí pasaron todos y resulta muy curioso cómo a veces puedes pensar que te encuentras en Italia y otras veces en alguna isla griega o turca en función de la ciudad que visites o el tramo de costa que recorras. Ciudades como Zadar, más desconocida y sorprendente joya al borde del mar. Makarska, paraíso de escaladores y famosísima por las playas cercanas y qué decir de Split, con Roma dentro de la actual ciudad y Dubrovnik paraíso de los cruceristas y al igual que decía antes con menos encanto al ser un mero decorado totalmente reconstruido y sin vida pero qué bonito decorado!!!!.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Mucho que ver y diferente en tan poco espacio merece la pena la visita.

Os paso a relatar el recorrido que diseñamos para ocho dias, muy tranquilo por que las distancias croatas son cortas y el pais muy recogidito.

Primera parada Zagreb, una noche, ciudad muy influenciada por el Imperio Austrohúngaro y que recuerda a cualquier ciudad centro europea, arquitectura y gastronomía muy continentales.

Es una capital pequeña, accesible y tranquila, cuyo centro histórico se recorre perfectamente andando, tanto la ciudad vieja como sus jardines y alrededores. Se pueden comprobar algunos vestigios de la cercana guerra sobre todo según nos vamos acercando en coche en los extrarradios, ya que se aprecian todavía algún vestigio y falta de reconstrucción de zonas dañadas, la verdad cuesta creer que hace tan poco tiempo haya habido un conflicto tan cercano en el tiempo y en una sociedad “normalizada” al menos en apariencia, evidentemente algún problema había en la antigua Yugoslavia y mi opinión que no está todo olvidado.

Cevapi

En Zagreb, son amantes de la cerveza y tierra también  vinícola, incluso hay quien defiende que por aquellas tierras se elaboraron los primeros vinos, los platos típicos son guisos fuertes tipo Gulash, de caza o corral, con su punto picante y acompañados por una especie de ñoquis, Hojaldres de carne especiada a veces con queso, clara influencia musulmana, Burek. El Strukli, otro hojaldre este de queso y huevo con una salsa de crema agria. Cevapi, una suerte de kebab, para entendernos muy rico con mucha cebolla y de forma cilíndrica como salchicha sin piel, servido con una especia de pan pita y acompañado de una salsa de pimientos, berenjenas y especias muy rica, como veis platos contundentes. Aquí hace frío en invierno. Les gusta la calle y la terrazas como a nosotros. En general la comida se basa en productos de cercanía y no es rica en producto pero si en sabores intensos.

De aquí partimos hacia el sur, teníamos intención de pasar por una de las mayores atracciones de Croacia, el Parque natural de Plitvice, zona montañosa ideal para amantes del senderismo y al ser una zona caliza se ha producido un fenómeno de terrazas y cascadas, el agua ha ido erosionando la piedra y se trata de un conjunto de lagos a diferentes alturas con agua que sobresale de la pareces y con fondos calcáreos impresionantemente azules y limpios. Imprescindible al visita pero pierde el atractivo por las ingentes cantidades de visitantes que nos juntamos en manadas para ver lo mismo y hacer el mismo recorrido, es difícil salirse los caminos establecidos. Merece la pena en cualquier caso.

Antes de llegar desayunamos en una ciudad balneario cercana a Zagreb, Karlovac, donde si eran mas patentes las marcas de la guerra, todavía se versan fachadas dañadas por lo restos de explosiones y balas, que la verdad es que te daba idea perfecta de la crudeza de la guerra, pero en sí la ciudad deliciosa y tranquila para descansar.

Una vez visitado el parque nos dirigimos al suroeste para llegas  nuestro siguiente destino a unos 100 km.

Segunda parada Zadar, una noche. Cambia el escenario totalmente, Mediterráneo puro, se junta Italia, Grecia, cultura clásica y orientada al mar. Es una cuidad fortificada por la cual han pasado todas las culturas clásicas, fundada 1.000 años a.c como os podéis imaginar rica en historia aunque conserva verdaderamente la influencia veneciana, Genovesa, Dálmata, salpicada de iglesias y palacios, merece al pena la parada. Con mucho ambiente, mirando al mar, dicen que una de las mejora¡es puestas de sol del Mediterráneo, bonito si pero como multitud de puestas, que siempre son preciosas, aquí lo diferencia el órgano del Mar, atracción que aprovecha la fuerza de la olas para a través de unos tubos desde el agua se realizan sonidos que pueden parece efecivamente de un instrumento musical.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La influencia italiana se traslada la comida y toda la zona turística esta sembrada de pizzerías, trattorias, cuesta encontrar algo original. Las Konovas son los establecimientos aparentemente típicos, tabernas podemos traducir, pero se han mezclado con los establecimientos de comida estándar del gusto turistófago que tanto parecen gustarnos y que se llegan a odiar cuando eres amante de la diversidad gastronómica.

A partir de aquí visitamos la costa. Un rosario de pueblos y playas la mayoría de piedra con islas cercanas y muy atractivas que os iré mostrando en la siguiente entrega de “Croacia al completo”. (2). Queda Split, Makarska y Dubrovnik tres joyas muy diferentes.

Seguiremos informando……

 

Foodie & Madurito

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s