ARROZ CON LECHE PARA GOLOSOS PEREZOSOS.

Muy pocos nos podemos resistir a un buen arroz con leche, pero a la hora de hacerlo en casa la pereza nos hace desistir de hacerlo y al final lo acabamos comiendo en restaurantes o lo que es peor en postre precocinado, contra los que no tengo nada especialmente, pero tratándose de cualquier comida prefiero lo elaborado manualmente.

Por eso os doy esta receta, ya sabéis que no me gusta mucho la repostería, pero es que en este caso solo tenéis que dejar trabajar al horno y esperar una hora, para tener un maravilloso arroz con leche sin dar una solo vuelta al cucharón de madera. ¿qué os parece? pues no, no es brujería. Se trata de seguir los consejos de una receta que vi por primera vez en canal cocina en Recetas a cinco Euros, de una grande, Mª José San Román, alicantina de adopción, que es toda una institución en la cocina, estrella Michelin en su Monastrell, y en los arroces, y más conocida fuera que dentro de España desgraciadamente.

¿Quien me va decir que en Levante no saben de arroz? con todo mi respeto a todos, en especial en Alicante y Murcia. Si esperabais una receta asturiana no es el estilo, pero el resultado es superior y con el mínimo esfuerzo, que se que esto es lo que os gusta ehhh vaguetes.

Arroz con leche para golosos perezosos.

Ingredientes para cuatro raciones

  • 100 gr de arroz.
  • 750 ml de leche entera a ser posible.
  • 50 ml de nata líquida o leche evaporada.
  • 75 ml de leche condensada.
  • una nuez de mantequilla.
  • una rama de canela, piel de naranja y limón para aromatizar la leche.
fullsizeoutput_e27
Ingredientes facilones.

Elaboración

Mezclamos la leche y la nata líquida y la llevamos a ebullición con las pieles de naranja y limón y la canela, cuidado cuando saques las pieles que no contengan la parte blanca del cítrico, que amarga.

fullsizeoutput_e29

Mientras tanto estamos precalentando el horno a 180 grados para que esté caliente antes de meter el arroz.

Una vez que llegue a ebullición el líquido, echaremos el arroz en la cazuela y todo el conjunto lo verteremos en una fuente que cubriremos de papel aluminio y llevaremos al horno durante una hora sin mover la temperatura, a 180 grados.

 

Cuando saquemos del horno, y veamos que el líquido ha sido absorbido por el arroz y los granos se han inflado, este es el momento de agregar la leche condensada, 75 gramos y la nuez de mantequilla, ambos aportarán el dulzor y la cremosidad al postre. Si vemos que está algo seco podemos agregar un chorrillo más de nata liquida para que no quede tan apelmazado, pero esto va en gustos, yo en este caso si lo hice. En este momento podremos ya llevar a cuencos con raciones individuales y enfriarlas, y en el ultimo momento podemos servirlas con canela o bien si os gusta con azúcar quemada y con unos trocitos de la cascara de los cítricos muy finamente picados que le va también muy bien.

fullsizeoutput_e2e
Antes y …………..
fullsizeoutput_e31
Despues de añadir la leche condensada y la mantequilla

Creo que esta es la receta que menos he tardado en escribir y en la que menos vueltas he dado al cucharón, tiene su mérito ehhhh, pues no mucho la verdad, pero os sorprenderá el resultado, es espectacular la cremosidad y como veis vuestro esfuerzo real será mínimo.

Por favor no me digáis que esto es complicado, que dónde encuentro los ingredientes, que cuanto tiempo lleva, que….. que….. que…… que no hay excusas para no regalar con este postre a los vuestros.

 

Probad a servir encima del arroz unos frutos rojos ácidos, grosellas, frambuesas o fresas….. esta combinación es orgásmica.

Foodie & Madurito

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s