LA PRIMERA RECETA.

Lo prometido es deuda y como os dije es apasionante preparar el pan en casa y ver cómo evoluciona, no os oculto que requiere tiempo de preparación y de espera necesario para no tener desastres culinarios de los que tengáis que arrepentirnos.

La masa no evoluciona igual siempre, la proporción de agua, el tipo de harina, la humedad, temperatura ( la masa sube mejor a temperaturas templadas o elevadas, y más lenta en días lluviosos, como hoy ), la cantidad de masa madre o levadura, etc. Pero vamos a lo practico, con la preparación que os doy ahora y haciendo variantes sobre ella os saldrán panes de hogaza, pan pita, masa de pizza, pan naam, si le añadimos mantequilla y alguna especia, etc.

RECETA

Ingredientes:

– Harina de fuerza                               600 gr

– Agua. Aproximadamente en una proporción del 63% al 66%, unos 325 a 340 gr.

– Sal                                                             10gr. ( dos cucharaditas de café poco colmadas)

– Levadura fresca. Yo uso unos bloques de 25 gr que venden en cualquier superficie. Más o menos la mitad para esta preparación.

Elaboracion de la masa.

Introduce todos los ingredientes en un bol y remueve con un cucharón de madera, todavía no metáis las manos ansios@s, lo ideal es trabajar con agua tibia y haber disuelto previamente la levadura en le misma. Cuando veáis que se integran los ingredientes y con una apariencia muy pegajosa debemos volcar la masa en la mesa o tabla enharinada y empezar ( ya sé que hay utensilios que hacen esto, pero es muy bonito sentir cómo evoluciona en las manos el milagro ).  Empieza el amasado, ¿cuánto tiempo? Lo veréis la masa empieza a coger flexibilidad y no se pega tanto a la superficie de trabajo, un tiempo estimado unos 12 a 15 minutos, pero no hay reglas fijas. ¿ Cómo amasamos ? Vamos haciendo pliegues y lo presionamos con la palma de la mano y seguimos haciendo pliegues presionando para que vaya cogiendo cuerpo y suavidad. Pasado el tiempo veremos qué si presionamos con un dedo la masa vuelve a su estado anterior fácilmente. Ya hemos hecho lo pesado ahora a esperar, se hace una bola girándola arropandola con las manos, como si ofreciésemos la masa a un ser superior, y tapada con un paño limpio o papel film engrasado la dejamos que leve, debe doblar su tamaño al menos. En verano la espera es más corta, en estos días se tarda más pero podemos dejar el recipiente cerca de alguna fuente de calor, radiador, cerca del horno, que debemos precalentar al menos media hora o veinte minutos a temperatura alta 230 a 250 grados.

Una vez levada la masa podremos amasarla de nuevo y darle después forma a nuestro pan, dejando reposar de nuevo otra hora o 45 minutos, debéis realizar algún corte al pan, artístico  y con gracia y con una cuchilla afilada, que permitirá que en el horno se expanda.

Horneado.

Importante el precalentado del horno 20 minutos mínimo, temperatura 240-250, y la humedad hay que lograrla o bien introduciendo por el ejemplo  una flanera con agua, una bandeja del horno en su base con agua o hielo o vaporizando con agua. A mí me funciona muy bien la segunda opción. Es muy importante este paso ya que la humedad consigue que el pan crezca en los 10 primeros minutos y que se logre una corteza crujiente en el pan.

Una vez introducido el pan a la temperatura y la humedad indicada debemos dejar unos 10-12 minutos a 240-250 grados y luego bajaremos a 200, para las medidas indicadas habrá que dejar el pan entre 25 y 30 minutos más, observándolo para que no se queme, es difícil que esto pase. Una vez terminado el horneado y para que se mantenga bien la corteza dejaremos reposar en el horno apagado y entreabierto una media hora.

Este pan hecho la tarde anterior sirve perfectamente para el desayuno del día siguiente y disfrutar de una hogaza para unos días, pero os garantizo que no suele durar tanto.

Ahora a probar y a disfrutarlo, ya me contareis. Os añado tres ejemplitos de lo que puede salir de un horno con esos ingredientes tan sencillos.  Se pueden cubrir de semillas, sal gorda, sémola  fina mezclada con un poquito de agua, provoca un crujiente riquísimo.

9 comentarios en “LA PRIMERA RECETA.

  1. Enhorabuena Javier! Seguro que vamos a encontrar recetas y consejos muy interesantes. Por aquello de dar un toque aun más personal y dado que también pintas, podrías ilustrar tus recetas tu mismo… seria precioso!
    Mucha suerte en este proyecto!

    Me gusta

  2. Enhorabuena Javier, for fin te has decidido a dar este paso!!!!.
    Has comenzado como en los restaurantes: lo primero que te ponen es el pan!!!.
    No nos hagas esperar mucho para el primer plato!!
    Un abrazo
    PP

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s